sábado, 20 de febrero de 2016

Hallows Eve "Tales Of Terror" Metal Blade Records (1985)


Debut de los americanos Hallows Eve (y menos de un año después de publicar su primera demo y de aparecer en el sexto volumen de las icónicas entregas en los '80s que fueron los compilados de Metal Massacre (cuna de talentos como Metallica, Slayer, Overkill o Savatage, gracias al mentor de la  Metal Blade, el señor Brian Slagel). Encontramos un cruce entre el Thrash-Power-Speed bien potente. De los adictivos para gozar con el 'headbanging'.

Hablamos del "Tales of Terror" de Hallows Eve, el cual salió el 7 de diciembre de 1985. El punto de partida de una bandota que, sin llegar a ser nadie, se la armaron a lo grande como muy pocos.
Un par de bofetadas te vas a llevar. O más. Los puntos de sutura no te los quita nadie. Estamos en 1985 y lo que defienden estos perlas es Thrash Metal. ¿Qué esperabas? Nos encontramos ante lo que reinaba por aquellos años en el metal extremo. En el reino del Thrash no hay tiempo para la misericordia. Lo más parecido a una devastadora fuerza que arrasa con el sonido de un zumbido brutal.



El verdugo de la portadita, de lujo y enigmático como el que más, armado a dos manos, ya nos vigila de cerca, nos tantea. Quiere nuestras neuronas una vez terminado de escuchar el disco. Le gusta degollar metalheads. Verdugo que resultó ser la mascota de la agrupación, algo típico en las bandas de aquella época. El line up de aquella época fue la siguiente:  Tommy Stewart en el bajo, Stacy Andersen en las vocales, Tym Helton en la batería (tracks 7, 8) David StuartSkullator en las guitarras, finalmente Ronny Appoldt en la batería en el resto del álbum.

El track list de tremendo disco es el siguiente:

Lado A
1. Plunging to Megadeath
2. Outer Limits
3. Horrorshow
4. The Mansion

Lado B
5. There Are No Rules
6. Valley of the Dolls
7. Metal Merchants
8. Hallows Eve

"Plunging to Megadeath", que nada tiene que ver con el ex-Metallica de Dave Mustaine, es toda una apisonadora metálica, y nos trata de separar el cabezón del cuerpo. Un tono vocal sucio (pero siempre con una voz desgarradora), unas guitarras mejorables a nivel producción aunque inmejorables en cuestión entrega, que chillan, que arden por verte hacer el 'headbanging'. Power-Thrash de la mejor manufactura. Bueno, más que urbano...del que vive bajo tierra, del que es peligroso, en la vena de los masters Venom. Totalmente underground.



Cinco intentos, y seguidos, sin dar respiro, de decapitarnos. Es pesado y áspero el sonido del grupo. Tremendamente obsesivo la metralla a la que nos someten. Habrá que decirle que de la escuela de Venom ellos lo adaptan muy bien en su sonido. Que gran pieza "Outer Limits" (afiladota, nada educada, al estilo de Angel Dust, aunque algo saturada por la voz), "Horrorshow" (en la tradición de los Anthrax del álbum "A Fistful of Metal"), "The Mansion" (que comienza como a una previa de "Wasting Love" de Maiden y acaba metida en un cruce letal entre el Power y el Speed de primera), "There Are No Rules" (digna de vivir en "Iron Maiden" o en "Killers" si tuviese la voz del señor Di'Anno) y la instrumental "Valley of the Dolls" (otra gran influencia de los primeros discos de Iron Maiden) son canciones que sin duda te 'decapitaran sin piedad', el estilo de la banda se reprenta muy bien con éstas canciones. El verdugo se alía con estos cinco tracks demoledores y no podemos hacer nada de nada. Nos tienen en su poder una vez que le pongas play al tocadiscos. Tono bizarro y crujiente en las poderosas guitarras, una producción muy en la primer época de "Iron Maiden", cruda, con espíritu punk, desvergonzada total. Producción limitada totalmente underground, movida que habría actuado de enemiga para influenciar a otros discos más adelante, pero que no actúa de barrera para el impacto que se busca, para lo que venden, y como lo venden, nuestros amigos de Hallows Eve pasaron a la categoría de leyendas por éstas notas abrasivas, demoledoras, distorsionadas y llenas de suciedad en los riffs que no se detienen nunca en todo el disco. 


"Metal Merchants" (Metal demoledor, despreocupada, machacante, alucinante) nos tiene a su merced, andamos ya como un enfermo todo mareado. Y caemos rendidos una vez que terminan, pues no podemos más, es imposible. Sin piel, con los huesos por fuera y sin dientes. Lo mejor es echarse un siesta y pensar que lo que ocurre no nos está pasando en realidad. Déjate llevar por las misteriosas cuerdas acústicas que suben el telón para que "Hallows Eve", el track de cierre, haga acto de aparición. Mística, sentimiento heavymetalero de los años '80s a tope, muy cabalgador, muy en la onda de Manowar, Running Wild o Grave Digger y de regalo hermanado con lo mejorcito de la N.W.O.B.H.M.


En resumen que a muchos no les gustará el estilo del vocalista del grupo, ya que muchos quisieran que sonará más potente o brutal pero ese es el estilo de la banda y por llamarle de alguna manera su estilo junto con los sonidos de las guitarras.


Aquí algunos links de las piezas del disco llamado "Tales Of Terror" a cargo de la label Metal Blade.




Bienvenidos todos sus comentarios.